Más enfermeras especialistas, más vidas salvadas.

Más enfermeras especialistas, más vidas salvadas.

Volver a LISTADO DE noticias

Noticia

Los recortes en Hospital Alto Guadalquivir-Andújar considerados por SATSE como inaceptables y afectan a la Seguridad del paciente.

Recortes
Los recortes en Hospital
Alto Guadalquivir-Andújar

Fuente: SATSE
El Sindicato de Enfermería del Hospital Alto Guadalquivir denuncia que la política de recortes adoptada por las Direcciones Asistenciales del Hospital Público pone en riesgo la seguridad del paciente y somete a los profesionales sanitarios y al resto de trabajadores a unas condiciones de trabajo inaceptables, según ha manifestado esta organización sindical.

Desde que comenzaron los recortes en el 2010, las medidas de recorte presupuestario se han ido agravando progresivamente, en la medida en que se ha ido ampliando la cartera de servicios, ha aumentado la presión asistencial, y se han reducido las contrataciones por sustitución al 90% de su jornada, y esta situación no se ha ido acompañando de la dotación de personal necesaria para garantizar la atención de los usuarios.

Hace poco más de dos años, se amplió el Hospital Comarcal de Andújar con un Hospital de día, un Quirófano más, y una Unidad de Reanimación dentro del Quirófano que reforzaría las camas de la Unidad de Cuidados Especiales que habitualmente se encontraba sin disponibilidad de camas libres.

Los representantes de los trabajadores denuncian que la apertura de estas Unidades no se ha acompañado de la dotación de personal necesario lo que está poniendo en riesgo la atención de los usuarios. En la Unidad de Cuidados Especiales desde la Apertura del Hospital de Día y la Reanimación en quirófano, se disminuyó en una Enfermera la Unidad de Especial, con la excusa de que la apertura de estos nuevos servicios disminuiría la carga asistencial. Esta situación no sólo no se ha dado, si no que la presión asistencial ha aumentado en los últimos años, tanto, que los profesionales denuncian falta de medios para poder llevar a cabo su trabajo con garantías y calidad.

En quirófano, no se ha dotado la Reanimación de una Auxiliar lo que provoca que la auxiliar que atiende el quirófano de urgencias, y que refuerza partos y estéril, tenga que acudir también a atender la Reanimación donde se encuentra sola una enfermera.

Esta situación se agrava con que se están realizando cirugías programadas como urgencias, para que no se doten de personal en quirófano o en la Unidad de Cuidados Especiales, y sea atendida por el personal del quirófano de urgencias (que deja de estar disponible para cualquier eventualidad) o por el personal de la Unidad Especial (que estaría reforzado por una persona si hubiese un parte quirúrgico programado). Esta situación, se está dando con las mujeres que se intervienen de cesárea programada o de Legrados. Estas intervenciones no se realizan en un parte programado y están siendo asumidas como “urgencias” por el bloque quirúrgico.

Otra situación que se convierte en habitual es la prolongación de la jornada quirúrgica (habitualmente los viernes) lo que provoca que debido a una programación excesiva de pacientes, el quirófano en vez de acabar su actividad a las 15 horas, finalice su actividad por la tarde, lo cual supone una modificación sustancial de las condiciones de trabajo y tener dificultades para conciliar la vida familiar por parte del personal sanitario que ve afectada su jornada laboral de forma habitual, sin que las Direcciones Asistenciales se hayan pronunciado al respecto, pese a las quejas continuas de SATSE y del resto del Comité de Empresa.

En la Unidad de Cuidados Especiales, se ha denunciado a la Dirección de Enfermería que pacientes con tratamientos programados están siendo atendidos en los Boxes de observación de urgencias, compartiendo la misma habitación en sillones que pacientes que se encuentran en Observación (pacientes demenciados, con dolor, infecciosos, con patología respiratoria o cardiaca descompensada, ....). Desde el Sindicato de Enfermería se ha propuesto que estos pacientes se traten con intimidad y el espacio que se merecen el hospital de día quirúrgico situado en hospitalización, citándolos un día a la semana (pues no son tratamientos urgentes y se pueden programar) y se dote con una enfermera ese día, ya que el Hospital de Día no se abre todos los días.

Otro hecho que se denuncia es la falta de celadores que está afectando a la carga de trabajo de enfermería y a los usuarios (hay un celador para la Unidad de Cuidados Especiales donde se atienden a los pacientes de Cuidados Intensivos, Cuidados Intensivos Pediátricos, Observación de Urgencias, y Procesos Generales del Adulto que requieren monitorización y que suponen 33 camas; o un solo celador para 59 camas en hospitalización lo que ha provocado quejas por parte del personal sanitario, médicos y enfermeras, ya que hay muchos pacientes no pueden ser levantados o movilizados en los horarios programados).

SATSE también denuncia la disminución del personal de Seguridad, mantenimiento o de limpieza, la disminución de este último, está ocasionando incrementos en los tiempos de espera de los pacientes para ingresar, al no disponer a tiempo de una habitación limpia, o del mantenimiento adecuado de las instalaciones; y la disminución del personal de seguridad, hace al personal sanitario más vulnerable ante posibles agresiones y dificulta el control de un ambiente seguro en el hospital también para los propios usuarios.

SATSE recuerda que en numerosas ocasiones se ha denunciado en los medios de comunicación y a la propia Dirección de la Agencia que la plantilla en el hospital ya era deficitaria antes de los recortes, y que por tanto esta situación no puede sostenerse ya más tiempo por lo que no se descartan tomar medidas más contundentes si no se produce una respuesta por parte de los Responsables de la Agencia Pública Sanitaria o de la Administración Pública.